¿Sabías que todas las velas que normalmente consumes son tóxicas? Todas las velas que encontramos en el mercado, en tiendas, las velas ultra baratas de Primark... TODAS están hechas con parafina. ¿Y qué es la parafina? Un maldito derivado del petróleo que se usa también, por ejemplo, para los neumáticos. ¿Sano, verdad? Y sí, las de Ikea también.

Esas velitas tan cuquis que tenemos por casa son un foco de problemas para nuestra salud, pero claro, a las grandes industrias eso les da lo mismo y la parafina es muy barata, por tanto, mayor beneficio a costa de, como siempre, los consumidores.

Y no será por alternativas, ¿eh?, pero claro, el margen de beneficio no les hace chiribitas en los ojos. Así que vengo a contaros por qué en Sibil·la BCN utilizamos cera de soja y pabilos de madera para realizar nuestras velas.

Todas, absolutamente todas nuestras velas están realizadas con cera de soja y aceites esenciales de alta calidad, de comercio justo, certificado y ecológico. ¿Por qué cera de soja? Pues para empezar, porque es de origen vegetal y 100% natural, lo que significa que es un material que procede de la planta, no tiene ningún impacto negativo en el planeta, es totalmente sostenible y biodegradable.

Además, nuestras velas de cera de soja, no solamente sirven como tal. ¿Cómo?, pues utilizamos cera de soja de bajo punto de fusión y cuando se derrite se convierte en un aceite con un aroma delicioso (sin necesidad de añadirle aceites esenciales para darle aroma, ella solita huele muy bien). Pero tengamos CUIDADO, por favor, que por mucho que sea de bajo punto de fusión, estamos hablando de casi 50 grados, así que si la queremos usar como tal, debemos dejarla enfriar un poquito. Os cuento esto porque así podemos aprovechar absolutamente TODA la vela. La cera que pueda quedar en el cuelete del tarro, la derretimos al baño maría y ya tenemos un aceite de masaje de altísima calidad, bueno para la piel y con los beneficios, ya no solo de la soja, también de los aceites esenciales.

Las velas de cera de soja tienen una combustión hasta 3 veces mas lentas que las de parafina, eso se traduce en que duran muchísimo más. Además al hacerlas con pabilo de madera reciclada todavía se consumen más lentamente. Un poco más adelante os contaré qué es esto del pabilo y qué podemos esperar. Debemos añadir que que nuestras velas producen un 90% menos de hollín que las de parafina, y eso es realmente importante, ya no por estética (esos tarros que quedan negros...), por salud. Así pues, para nosotros este tipo de cera son todo ventajas, y además luego podéis conservar el tarro porque limpiarlo es muy muy muy fácil. La cera de soja sale perfectamente de cualquier superficie donde se haya podido derramar y el envase, con agua calentita y jabón os queda sin rastro alguno.

Y ahora es el turno de los pabilos de madera, que imaginamos os estaréis preguntando qué es: nada más y nada menos que la mecha. Y esta parte nos parece muy importante explicarla y despejar toda duda. Estamos acostumbrados a las velas "convencionales" con sus mechas de algodón que hacen la llama en forma de lágrima. Los pabilos de madera son muy distintos, su llama es completamente distinta, quema mucho más lento, la cera se quema de forma uniforme y además el pabilo "chisporrotea", algo que nos encanta porque nos recuerda a una chimenea encendida. Cuando encendáis la vela por primera vez es probable que se os apague... ¡NO PASA NADA!, la vela está perfectamente bien, solamente es un poquito tímida. Encendedla de nuevo y ya está. Y sí, también es normal que pueda apagarse mientras se está usando, sigue sin pasarle nada a la vela, simplemente la llamita ha entrado en contacto con el aceite por algún movimiento o cualquier cosa y se apagó de nuevo. La encendéis y ya está. Esto es algo que en Sibil·la BCN no lo vemos como un problema, todo lo contrario, porque cuantísimas veces se nos ha olvidado apagar una vela...

Ahora que tenéis toda la información, vosotras/os decidís y si por suerte os decantáis por nuestras velas, a parte de que estaremos encantadísimas, ya veréis que la experiencia es completamente distinta y no os arrepentiréis. Y cualquier duda ya sabéis, contactad y os respondemos al momento :)

Ruth.